¿Qué hacer si tienes que aplazar tu boda por el coronavirus?

Una amiga que se casó el sábado pasado, 14 de marzo, apenas unas horas después del anuncio del estado de alarma por el coronavirus. La semana anterior ya le habían anulado el viaje de novios (más bien pospuesto) y el jueves nos mandó a todos sus amigos, con gran pesar, un mensaje en el que decía que se casaba acompañada sólo por su familia. ¿La celebración? Será el 24 de octubre.

Me acordé enseguida de la columna de Antonio Lucas en El Mundo en la que decía: “Para entrar en una iglesia y casarse en un día de alerta nacional hay que tener un valor revolucionario. O creer que es para siempre”

Los del Cortijo de Mónico no les cobrarán un plus a pesar de ser octubre temporada alta y la agencia de viajes que les organizó la luna de miel tampoco. Al final la comprensión ganó.

Si te encuentras en situación parecida porque te ibas a casar en los próximos meses lo primero que tienes que hacer es:

1. NO DRAMATIZAR.

Es difícil lo sé, pero no hay otra opción dadas las circunstancias. Son momentos para sacar lo mejor de uno mismo, mirar hacía adelante y reírte con tu novio.

2.PEDIR NUEVA FECHA

Llamar a la iglesia donde te ibas a casar y pedir nueva fecha. Quizá no tengan hasta final de año y aunque siempre te gustó la idea de casarte en verano, las bodas de invierno también tienen su encanto.

3.EL VESTIDO DE NOVIA

Si tienes el vestido ya comprado, porque has sido muy previsora, ni se te ocurra engordar, controla la ansiedad y haz ejercicio.Si ya lo tenías apalabrado con un taller, llama para ver cómo retomar las pruebas cuando todo acabe.

La diseñadora Helena Mareque ya ha recibido llamadas de sus clientas para aplazar. “Mis novias suelen ser muy serenas y con el alma hecha. Saben lo que de verdad es importante y el vestido no es lo principal. Me han llamado para compartir la situación y retomaremos en cuanto se normalice todo. Siempre he trabajado con mucho margen, suelo dar el vestido a la novia con tiempo, así que estamos viviendo todo con bastante calma. Espero que esto no dure más de dos meses“, afirma.

4. HABLAR CON EL SITIO DE CELEBRACIÓN Y EL CÁTERING.

Rafa Echevarrieta, de Quilicuá Catering & Deco, ya le han llamado todas las novias de abril y mayo para posponer, no anular. “Ante esta situación de fuerza mayor la gente está teniendo muy buena actitud. Algunas novias están disgustadísimas pero no todas. Y yo estoy intentando darles fecha, en sábados de agosto, septiembre, octubre e incluso noviembre y las que quieren julio, en viernes y domingos. Les hemos dicho que la boda va a ser espectacular y que vamos a coger todo con muchísimas más ganas cuando todo esto acabe. No van a perder nada de dinero y todo lo que pagaron se lo vamos a guardar. La ilusión de casarse sigue ahí, nadie ha cancelado su boda“, afirma Echevarrieta, que además lanza un mensaje para tranquilizarlas a todas. “Estamos aquí para lo que necesitéis”.

5. TODO LO RELACIONADO CON LA LUNA DE MIEL

Si ya teníais reservado el viaje de novios, hablad con la agencia. Al posponer, no anular el viaje, determinad con ellos las condiciones económicas del cambio.

6. INVERTIR BIEN EL TIEMPO CARA AL FUTURO

Aprovechad para desarrollar vuestro talento en la cocina (tu novio también) si no os ha dado tiempo hasta ahora, aprended a hacer pan sin salir de casa.

Más artículos...

¿Te ayudamos?
Iniciar una Conversación
Chatea con Pino&García
Ir a la barra de herramientas Salir