¿Cuánto debería gastarme en un regalo de boda? 10 consejos para quedar bien (y no desplumarte)

Si no sabes qué (o cuánto) regalarle a la feliz pareja, resolvemos todas tus dudas de protocolo.

¿Tienes que hacer un regalo de boda y no sabes cuánto gastarte? La duda es de lo normal; porque a medida que empiezan a llegarnos las invitaciones, el bolsillo empieza a tiritar de miedo. La idea de tener que sacar para aviones, hoteles, looks de invitada y –sobre todo– un regalo decente para cada ocasión es capaz de estresar a cualquier asistente. Además, el protocolo que plantea cada enlace siempre tiende a complicar todavía más las cosas y nos surgen innumerables preguntas: ¿cuánto me gasto?; ¿cuándo lo compro?; ¿puedo hacer regalos que no estén en la lista?; ¿es cutre regalar dinero? A continuación, resolvemos estas y otras cuestiones de la mano de la experta Kylie Carlson, CEO de la escuela International Academy of Wedding & Event Planning.

1. ¿Cuánto tengo que gastarme en un regalo de boda?

Según un reciente estudio de American Express, la cantidad media que planean gastar los invitados que acuden en calidad de amigos de la pareja es de 90 euros. Los familiares, por su parte, gastan en el regalo al menos 114 euros.

No obstante, gastar menos de 50 euros, incluso si no eres alguien muy allegado, se considera bastante descortés. Si eres un compañero de trabajo o una amigo lejano, lo mínimo que deberías invertir en el regalo son de 50 a 75 euros. Si todo lo que hay en la lista de los novios supera este presupuesto, una idea muy buena es comprarles una tarjeta regalo de alguna de las tiendas que han registrado en su lista.

2. ¿Se puede hacer un regalo de grupo?

Si lo que queda en la lista excede con mucho tu presupuesto o te apetece un montón hacer un regalo muy caro que sabes cuánto les va a encantar, alíate con un grupo de amigos. Para los amigos y amigas que ya suelen llevar gastada una fortuna, entre trajes, despedidas de soltería y regalos de preboda, esta es la opción más inteligente para el regalo: la pareja recibirá un obsequio más espléndido, pero individualmente, el gasto se vuelve mucho más asequible.

3. ¿Tengo que hacer un regalo que cubra, al menos, el precio del cubierto?

“El protocolo de las bodas afecta a muchos de sus elementos, como la hora de la celebración y el vestuario, pero no hay ningún tipo de etiqueta en torno al regalo. Lo que regales depende exclusivamente de tu relación con la pareja, y de la intención que tengas. Los invitados no deberían sentirse obligados a prodigarse con el regalo solo porque se exija ir de etiqueta”, dice Carlson.

Del mismo modo, que tu mejor amiga haya montado su boda con 10 personas en el jardín de su casa no implica que le hagas un regalo barato. Por otro lado, si la boda se compone de múltiples eventos con su obsequio correspondiente, tal vez esto te sirva de ayuda: aplica la regla 60-20-20, es decir, dividir tu presupuesto total en un 20 por ciento para el regalo de la fiesta de compromiso; otro 20 para el regalo de despedida; y un 60 por ciento para el regalo de boda en sí.

look invitadas boda

4. ¿Se puede regalar dinero?

No hay nada de malo en dar dinero. Según el estudio antes citado de American Express, un tercio de los asistentes prefieren dar dinero a comprar un regalo. De hecho, como la mayoría de millennials tarda más en casarse y ya tienen su casa perfectamente equipada, prefieren un regalo en metálico que puedan añadir a sus ahorros en vez de preparar una lista de bodas.

Si optas por regalar dinero (en efectivo o cheque), es mejor que lo envíes antes en vez de llevarlo a la boda, ya que es muy fácil que se acabe perdiendo con la locura de ese día. Algunas parejas proporcionan incluso su cuenta bancaria a través de aplicaciones que permiten a los invitados transferir el dinero de manera virtual y acompañarlo además de una cariñosa tarjeta de felicitación escrita por ellos mismos.

5. Si la boda es fuera, ¿tengo que llevarme el regalo de viaje?

“Aunque no hay normas fijas ni estrictas para esto, por lo general se suele considerar que acudir a la boda ya es bastante regalo. Hay que recordar que los invitados seguramente hayan tenido que pedir permiso en el trabajo o contratado una niñera para poder ir, lo que supone ya un desembolso considerable. Dicho esto, si algún invitado quiere hacer un regalo extra, no hay problema en absoluto”, dice Carlson.

Si te sigue apeteciendo regalarles algo pero te has quedado a dos velas tras pagar vuelo y hotel, siempre puedes comprarles algo más tarde durante el primer año de casados. Llegue cuando llegue, te lo agradecerán igual.

6. ¿Tengo que comprar regalo si no puedo ir a la boda?

“Lo que sostenía Emily Post es que siempre que te inviten deberías hacerles llegar un regalo, a no ser que lleves mucho tiempo sin tener contacto”, dice Carlson. “En mi opinión, sin embargo, creo que cualquiera puede entender que si has declinado la invitación y tu situación económica no es muy boyante, no hace falta que mandes ningún regalo. En su lugar puedes enviarles una tarjeta manuscrita deseándoles lo mejor”.

Si eres amiga íntima de la pareja, lo más normal es que acabes enviándoles un regalo. Pero si una prima lejana ha invitado a 300 personas a su boda y sientes que eres la 299, bastará responder con una felicitación cariñosa. Si aun así optas por mandarle un regalo, no dudes en gastarte menos de lo que invertirías en caso de acudir: un sacacorchos bonito de 30 euros siempre es un detalle, los novios se darán por felicitados y seguro que lo agradecen.

vestidos invitadas boda

7. ¿Tengo que gastarme más si voy acompañada?

No hay ninguna norma escrita en la etiqueta nupcial que exija comprar un regalo más caro por llevarte a tu pareja. “Aunque tiene todo el sentido gastarse un poco más para compensar el doble cubierto, nadie va a esperar que lo hagas”, dice Carlson.

8. ¿Cuánto puedo tardar en entregarles el regalo?

Según la tradición, tienes hasta un año para hacerles llegar tu regalo. Dicho esto, los expertos en etiqueta defienden que cuanto antes se lo des, mejor. A todas las parejas les gusta abrir sus regalos de boda mientras aún les dura la euforia de recién casados.

9. ¿Les envío el regalo a casa o lo llevo a la boda?

“Es preferible enviarlo a casa de la pareja en vez de cargar con él el día de la boda. Los novios y novias van a tener que estar pendientes de tantas cosas que agradecerán si les facilitas un poco la labor. Por suerte, en la lista de bodas suele venir dónde y cómo mandarlo”, dice Carlson.

Por lo general, los únicos que deberían llevar en mano el regalo a la boda son aquellos que han decidido salirse de la lista de bodas. Ante la duda, sigue las instrucciones de la web de los novios y te ahorrarás de paso el engorro de envolver tú misma el regalo.

10. ¿Hay algún problema si les compro algo que no esté en la lista de bodas?

Puedes regalar algo que no esté en la lista, porque no estarás violando ningún código nupcial. Eso sí: si decides hacerlo así, asegúrate de que les vaya a encantar. “La pareja ha dedicado su tiempo a seleccionar cosas que de verdad necesitan, así que lo más sensato casi siempre es ceñirse simplemente a sus deseos. Dicho esto, si eres alguien muy cercano y estás 100% segura de que tu elección cumple con creces, a por ello”, concluye Carlson.

Más artículos...

¿Te ayudamos?
Iniciar una Conversación
Chatea con Pino&García