Tranquila. Es tu gran día, así que nada puede enturbiar tu paz interna mientras te hacen ese fantástico peinado de boda, te colocan el tocado que más destaca tus facciones, te preparas para lucir ese increíble vestido de novia o te imaginas caminando hacia el altar. Si normalmente eres tímida o te da vergüenza sentirte el centro de atención, ¡no te pongas nerviosa antes de tiempo! Céntrate en pensar en el gran paso que estás a punto de dar, en lo guapo que estará tu pareja luciendo ese increíble traje de novio y en lo mucho que deseas que se convierta por fin en tu marido. Además… ¡estaréis rodeados de vuestros seres queridos! Es vuestro día especial y nada lo puede estropear. La ayuda de estos 5 consejos también te resultará de gran utilidad.

1. Mens sana in corpore sano

Es una frase muy recurrente, pero cierta. Y es que cultivar el cuerpo te ayudará al mismo tiempo a cuidar tu mente. Para ello es básico practicar ejercicio de forma frecuente y regular. Entre las numerosas opciones a tu alcance, decantarte por una actividad meditativa como el yoga o el pilates te ayudará a incrementar tu capacidad de concentración y a alejar los pensamientos negativos que te pueden asaltar en ocasiones. Ponlos en práctica unos meses antes de la boda y verás como te conviertes en toda una experta el día B. Lo bueno, además, es que una vez adquirido el hábito, te resultará igual de útil después de pasar por el altar.

2. Un outfit cómodo

Una buena manera de vencer la timidez el día B pasa por apostar por un look nupcial con el que te sientas especialmente identificada, con el que seas tú misma. A la hora de elegir tienes un amplio abanico de posibilidades, que van desde los vestidos de novia cortos hasta los tradicionales largos, pasando por diversos cortes –sirena, evasé, princesa, en A…– y escotes –hombres caídos, en V o barco–. Asimismo, encontrarás propuestas en todo tipo de estilos: clásicos, campestres, bohovintage… ¡Imposible no encontrar el traje perfecto para ti! Unos zapatos de novia cómodos también te permitirán caminar segura y con paso firme hacia uno de los días más felices de tu vida. Y recuerda: mantener la espalda recta y una buena postura te ayudarán a respirar mejor y a estar algo más tranquila ¡Te sentirás súper bien y perfectamente arropada por todos los presentes!

3. Estilo informal: ¡cero rigidez!

Si lo que te inquieta es el protocolo y equivocarte, tranquila. Las bodas actuales, protagonizadas por novios millenials, se distinguen precisamente por la personalización de cada uno de los detalles y por su espíritu libre, más allá de cualquier posible guion establecido. Por eso, todas las ideas divertidas para bodas son siempre bienvenidas. Es vuestro día y solo vosotros sois los encargados de tomar todas las decisiones y de decidir cómo debe ser todo. Será un enlace a vuestra medida.

4. Apoyo cercano

Un aspecto que parece básico pero que debes tener muy en cuenta: absolutamente todas las personas que quieres y aprecias, que valoras y te valoran, estarán a tu lado el día del «sí, quiero». Probablemente ya lo han hecho durante los preparativos, echándote una mano con las ideas de decoración para bodas o a la hora de escoger las mejores ideas para photocall, por ejemplo. Es decir: nadie va a juzgar, evaluar o analizar cómo te comportas, lo que dices o lo que haces. Al contrario, te mirarán con amor y te transmitirán sus mejores deseos, con sus bellas palabras, sus muestras de cariño y su valiosa compañía. ¡No tienes nada que temer! Con una compañía así, nada puede salir mal. En serio: nada puede salir mal. Repítetelo varias veces y sentirás como el mensaje se afianza en tu interior.

5. Poco aforo, boda íntima

Y una última posible «solución» para aquellas novias que se pongan nerviosas con mucho público: intentar reducir el número de familiares y amigos a los que enviaréis las invitaciones de boda 2019, reservándolas a los más imprescindibles, cercanos y significativos. Al resto los podéis invitar a degustar las fantásticas ideas para candy bar que acompañarán la fiesta final. ¡Todo el mundo estará encantado con vuestra decisión!

Céntrate solo en disfrutar de una fecha tan especial. De cada momento, de cada mágico instante que te acompañará el día B y el resto de tu vida. Que no te dé vergüenza darlo todo en la pista de baile al son de las mejores canciones de boda, sonríe abiertamente al fotógrafo durante la sesión de fotos, conversa animadamente con todos los presentes, sorpréndeles con las ideas originales para bodas que habéis preparado con tanto mimo y mira fijamente a los ojos a tu pareja cuando, por fin, os declaren marido y mujer. Disfruta y brilla como nunca. El esfuerzo valdrá la pena.